Vanesa, aunque agradezco tu respuesta mi artículo no se trata de la inclinación ideológica sobre cómo se plantea el feminismo. Se trata de la inquietud intelectual que promueve el hecho de analizar las desigualdades y los problemas que atraviesa el ámbito femenino y que con toda seguridad, es el origen de la inclinación de muchas mujeres por el tema. Conscientemente, no toqué ningún punto que pudiera segregar o incluso, discriminar el tipo de corrientes que pueden alimentar el feminismo porque todos son válidos, igualmente importantes y sobre todo, con un enorme significado. Sea tu visión de izquierda, liberal o incluso simplemente anecdótico o funcional, lo esencial es las preguntas que te planteas, el punto de vista que debates y las implicaciones que esa noción sobre tu identidad tiene.

Por supuesto, si analizamos el matiz histórico del feminismo, necesariamente encontraremos toda una serie de ideas que se complementan y se contraponen entre sí: desde el feminismo cultural, el feminismo liberal, el feminismo radical, el ecofeminismo, el anarcofeminismo, el feminismo de la diferencia, el feminismo de la igualdad, el feminismo marxista, el feminismo socialista hasta el feminismo separatista, el feminismo filosófico, el feminismo islámico, el feminismo lésbico y el transfeminismo. ¿Cual es menos válido? ¿Por qué debería utilizarlos como ejemplos cuando hablo del feminismo como una idea que se sustenta sobre la posibilidad que la mujer asuma el deber de defender sus intereses y derechos? Este artículo está escrito para ahondar en la idea del feminismo como una idea COMÚN en todas las mujeres. Tanto las que militan en un aspecto u otro, las que lo asimilan y analizan desde un extremo u otro. TODAS estamos trabajando sobre una única idea: ¿Qué podemos hacer para garantizar que las generaciones futuras de mujeres disfruten no sólo de igualdad e inclusión sino también puedan construir una visión constructiva al respecto?

Por ese motivo mi artículo es sobre el feminismo. A secas. No necesito preguntar ni tampoco justificar el motivo por el cual me identifico con su corriente de pensamiento. Porque profundizo el nacimiento de esa noción esencial que te hace responsable de tus decisiones y omisiones con respecto a tus derechos y a la identidad cultural que heredas. Lo contrario querría decir que las causas, inquietudes, derechos y perspectivas dependerían directamente de tu formación académica o en todo caso, de tu militancia con respecto a ciertas corrientes específicas. El feminismo es una manera de comprender el universo de la inclusión, la equidad y la capacidad de la mujer para asumirse como individuo, sin mediar esa noción política que sugieres.

Por supuesto, hay una serie de ideas que influyen sobre cómo se comprende el feminismo. Desde Hegel y su visión sobre la mujer “atrapada” en el naturismo hasta el hecho de la primera oleada, que se consagró como movimiento político, el feminismo es una serie de ideas que se mezclan para apuntalar un planteamiento específico: ¿De qué manera o de qué forma se asume a la mujer en un contexto histórico, general y real? ¿De qué manera la mujer- como individuo — puede emprender reformas que asuman su participación activa dentro de una reflexión sobre su identidad?

Además, creo que deberías analizar mejor en qué contexto y como se desarrolla mi artículo: Cuando hablo sobre el maquillaje, el aspecto físico y el patriarcado, es justamente porque mucho de la tercera oleada del feminismo se ha basado en una lucha de la forma contra contra el fondo. Y esa es su mayor crítica. Te recomiendo investigar buena parte de las objeciones que suelen hacerse al feminismo basado en este tipo de propuestas y que llenan — y alimentan — gran cantidad dediscusiones sobre el tema actualmente. Por eso me pareció necesario e imprescindible analizarlo desde cómo se reflexiona sobre ese punto de vista: De cómo se lucha a por qué se lucha. Durante mis casi quince años de militar en el feminismo, me he tropezado con todo tipo de objeciones debido justamente a esa percepción que la mujer debe renunciar a su derecho a elegir para poder fundamentar sus ideas concretas. Porque cómo te ves, como te miras, te asumes y te expresas, son elecciones. No sólo una temática naturista sino el hecho que toda mujer debe poder decidir que es lo mejor para si misma, que es lo que aspira y por qué lo hace. Que el tópico y el esquema son formas de restricción que disminuyen su forma de comprender.

Al respecto de la cultura de la Violación, si existe toda una cultura — y con todas las implicaciones de la palabra — que promueve, justifica y sobre todo, asume que la violación es un delito gradual y que involucra al comportamiento de la víctima como un supuesto atenuante con respecto a quien lo sufre. Te recomiendo leer aquí para mayor información al respecto, este maravilloso artículo de Zaron Burnett III , sobre la perspectiva masculina del tema y este otro donde se amplía la información basado en elementos publicitarios que pueden brindar un contexto al término.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta