La muerte y otros dolores:

El matrimonio fantasma y otros ritos mortuorios de paso.

China, cuando el amor y la muerte son una misma cosa.

La concepción de la muerte en China no ha variado demasiado a través de los siglos: la cultura considera que se trata de un paso natural dentro del ciclo de la vida y que además, puede enfrentarse con diversos medios, que incluyen simbolismo asociado al luto que de una u otra forma, conserva la memoria del difunto. Tampoco el concepto del amor y el matrimonio ha variado mucho: todavía se sigue considerando que la familia — y el respeto a los padres — es el pilar fundamental de toda relación, por lo que los solteros deben someterse a la autoridad paterna incluso cuando ya han rebasado con holgura la mayoría de edad legal. Y sólo abandonan la casa familiar para ocupar la suya propia, en un ritual extravagante que contienen cientos de años de percepción del matrimonio como sostén de la memoria colectivo.

Dolor y muerte en el Imperio del Sol:

Mientras que en China la vida y la muerte son transiciones de una idea muy semejante sobre la eternidad, en Japón la muerte es considerada la entrada a un mundo complejo y misterioso, en la que el alma del difunto debe batallar por su permanencia y lograr la paz. Y una de las formas de hacerlo, es satisfacer el deseo de los difuntos con un matrimonio que le ate a la Tierra y a sus sensaciones de un modo u otro.

Francia y el hilo de la muerte:

El país Galo es uno de los pocos lugares en el mundo en que el existe de hecho una ley que permite a una mujer o a un hombre casarse si su pareja murió de forma abrupta durante el período inmediatamente anterior a la ceremonia de la boda. El artículo 171 del código civil francés, establece que el presidente del país puede autorizar de manera directa y categórica, la celebración del matrimonio en el que uno de los cónyuges está muerto. ¿El motivo? En Francia se reconoce la noción de los esponsales (período en la que ambos prometidos llevan a cabo los preparativos para el matrimonio) como la preparación para un proceso legal, que de hecho, tiene efectos legales a corto plazo, sobre todo si los miembros de la pareja habían sostenido algún tipo de trámite financiero o civil que los uniera de una forma u otra.

Sudán: una familia complicada.

La etnia Nuer al Sur de Sudan, también asume la necesidad del matrimonio como un requisito indispensable para formar parte del entramado legal que rige la vida de sus miembros. De modo que la soltería o morir antes de haber contraído matrimonio, no sólo se considera de enorme gravedad sino además, como una forma de ostracismo social. Pero además, hay una excepción a la norma sobre las uniones postmorten, que en general es bastante parecida al matrimonio fantasma chino o Nipón: si un hombre llega a morir sin herederos pero posee una enorme fortuna, su pariente más cercano (ya sea un hermano o un tío) se casará a con una mujer a su nombre. Y de hecho, será el vínculo que permita que el primer hijo de la pareja sea considerado heredero del difunto y pueda acceder a su fortuna y bienes.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta