Hijos de Apollo.

La danza de todos los miedos. (Parte I)

Un recorrido por el recuerdo.

Según el libro, John Keats: A Poet and His Manuscripts de Stephen Hebron, a Keats le agradaba escribir en hojas enormes, que a menudo llenaba de tachones y todo tipo de enmiendas. Su talento era asombroso, pero también, su notoria inseguridad. Hebron relata que el poeta dedicaba buena parte de su tiempo a enmendar errores en sus poemas y a “perfeccionarlos”, a pesar de la opinión general de sus amigos y conocidos que su obra era sensible y digna de ser publicada, casi desde la primera palabra. Pero Keats, aterrorizado por la posibilidad del error, jamás atendió a los halagos y pasó buena parte de su etapa de mayor producción literaria, esforzándose en crear versos “de los cuales pudiera decir estaba orgulloso”.

El mito, la vida, la palabra.

Keats estaba convencido (y lo estuvo, desde los inicios de su corta carrera literaria de apenas cinco años), que la palabra estaba “creada con la cualidad de describir todo, a un nivel desconocido y en especial, desde lo novedoso”. Para un escritor que no creía (ni lo haría en ningún momento de su vida) que su obra era original, el esfuerzo resultaba agotador. Incluso desde sus primeros intentos en escribir, la idea sobre lo “nuevo” le desconcertaba. O al menos, le provocaba la suficiente inquietud como para hacerle temer que toda su producción poética estaba destinada a ser una derrota moral, un tema que para Keats era de considerable interés. Todavía no había alcanzado la veintena, cuando ya el escritor se preocupaba por las trascendencia y la posibilidad de no conseguirla. “Sueño con mi nombre escrito sobre el agua” confesó a Fanny. Una imagen que le atormentó por años y terminó por convertirse en su epitafio.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta