Crónicas de los hijos de Dioniso

La belleza, el deseo, la lujuria, la oscuridad (Parte I)

La mirada al tiempo: sexo, sexualidad y erotismo

Se ha dicho que el libro Las once mil vergas de Guillaume Apollinaire es el libro más “sucio” de la historia. Y por extraño que parezca, también profundiza en las ideas clásicas y religiosas sobre el sexo. Unas cuantas semanas después de su publicación — entre 1906–1907 — se le consideró “blasfemo”, “insoportable” y en el mejor de los casos “repulsivo” y fue prohibido bajo pena y castigo legal. La narración de sexo por el sexo, esa visión crudisima sobre el placer y los límites de lo aceptable, desconcertó y horrorizó a una sociedad acostumbrada a la idea del placer como oculto, secreto, privado. Pero Apollinaire, no sólo se limitó a eso: con su novela demostró que la literatura erótica tenía el poder de reconstruir la visión de lo que consideramos normalidad e incluso, refundar — desde el límite, el temor, el deseo, lo tentador — lo que asumimos como venial, superficial, doloroso y directamente aterrorizante.

--

--

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta