Crónicas de los hijos de Apolo

El largo trayecto de ladrillos amarillos hacia un país misterioso (Parte I)

Pequeños secretos asombrosos.

Baum dedicaba buena parte de su tiempo a escribir, crear inventos disparatados y fotografiar. La combinación de esas obsesiones fue un recorrido estrafalario por su vida cotidiana, lo que le permitió traducirlo en un lenguaje propio, a mitad de camino entre lo pintoresco y un tipo de melancolía levemente siniestra que todas sus obras reflejan con calidad. El escritor disfrutaba de la capacidad de la escritura para sublimar la realidad hacia algo desconocido. Lo hacía no sólo al narrar las en apariencias inagotables peripecias de sus personajes en Oz, sino también, para encontrar una fórmula por completo novedosa de narrar historias. Cada libro de Baum, está lleno de un vitalidad propia, recién nacida, siempre incompleta. Y es esa cualidad de transgresión, movimiento y mutabilidad, es lo que hace su obra única en medio de una pléyade de obras parecidas.

--

--

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta