Crónicas de las hijas de Afrodita

De la noción del arte como espejo íntimo y otras formas de belleza (parte I)

Una voz en la penumbra:

Por insólito que parezca, a De Morgan le llevó esfuerzo formar parte de la docena de mujeres cuyo trabajo se homenajeará en la Galería Nacional de Retratos de Londres este año. La discusión acerca de su obra continúa, pero sobre todo, simboliza algo más singular sobre la forma en que se analiza el trabajo de las mujeres prerrafaelistas. La convicción sobre la capacidad de la pintora para encabezar un movimiento dentro del movimiento, es quizás una de las líneas más profundas de la selección que intenta mostrar el trabajo de las grandes desconocidas de la cofradía. Pero más allá de eso, hay una percepción conceptual e intelectual sobre el trabajo de las mujeres que terminaron siendo opacadas y al final olvidadas, en medio de la concepción sobre la mujer creadora de la época. De Morgan es de hecho, el ejemplo más visible del anonimato y la presión del prejuicio sobre el trabajo de la mujer artista en diversos ámbitos del mundo creativo.

Una lucha silenciosa:

Claro está, De Morgan es quizás el caso más paradigmático de todos: nacida en 1855 y nieta de un Conde, tuvo que enfrentarse a la oposición directa de sus familiares ante el hecho de su vocación como pintura. La artista obtuvo una beca para educación artística y de hecho, antes de cumplir los treinta había obtenido varios premios por la calidad de su obra. De hecho, buena parte de los críticos admiraron su trabajo y llegaron a escribir en catálogos, que era quizás “la única prueba conocida en las últimas décadas de la capacidad para las artes del bello sexo”, una ambigua y dolorosa forma de halago que provocó que De Morgan escribiera por años sobre la posibilidad “De ser considerada inferior, incluso en mi capacidad para ser mejor que tantos”. Aún así, De Morgan se volvió reconocida por derecho propio e incluso, llegó a sostener el hogar que compartía con el ceramista William De Morgan, un artista humilde y sin grandes pretensiones que nunca llegó a ser reconocido del todo por los círculos artísticos ingleses.

--

--

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta