Crónicas de la Oscuridad:

Todo lo que debes saber sobre The Witcher de Andrzej Sapkowski.

Un mundo complejo:

El mundo de fantasía de The Witcher ha sido elaborado durante casi dos décadas con una precisión cuidadosa que recuerda los esfuerzos de George Lucas por sostener a su ya mítica Star Wars. La serie de relatos cortos y libros se sostiene sobre un fértil terreno filosófico y mitológico de considerable interés. Por supuesto, para el autor se trató también de sintetizar toda una serie de ciclos mitológicos en una mezcla curiosa que dota a The Witcher de un recorrido cuidadoso por todo tipo de percepciones sobre lo sobrenatural, el bien y el mal. En el mundo de Sapkowski la moral está sujeta al albedrío de la intención — un matiz que le emparenta con el continente imaginario de Westeros de Martin — pero a la vez, hay un peso considerable sobre la fuerza del destino y la concepción sobre lo inevitable. Pero aún más intrigantes, resultan los vínculos que unen a la trama principal de The Witcher con mitología Europea reconocible, como la eslava y otras tantas de Europa del Este. Sapkowski logró no sólo mezclar creencias de diferentes países y culturas, sino además, sostenerlas sobre un recorrido de enorme interés por sus raíces culturales.

Una travesía dolorosa a través de los silencios.

El mundo por creado por Sapkowski no es sencillo: está constantemente al borde de la guerra, de algún acontecimiento violento o incluso el azote de las epidemias. Es sin duda un mundo medieval, pero también, lleno del pesimismo tradicional de las nociones eslavas sobre el poder. Herederos de una larga tradición de líderes violentos, brutales y agresivos, la mitología de Europa del Este, está plagada de historias sobre conflictos políticos y sociales sin resolución, como si un hilo les condujera a un gran escenario caótico que nunca termina de sostenerse bajo una versión plausible de la realidad. En las grandes historias folclóricas eslavas, la duda, el miedo y la incertidumbre son parte del recorrido hacia algo más elaborado, doloroso y abrumador, por lo que el triunfo de una facción, a menudo simboliza sólo otra forma de desgracia para su contendiente.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta