Crónicas de la Nerd Entusiasta:

¿Por qué Scary Stories to Tell in the Dark de André Øvredal puede convertirse en un nuevo clásico del cine de género?

El terror y los pequeños secretos.

It de Andrés Muschietti, es una alegoría poderosa sobre el poder del bien y el mal enfrentados en una batalla peculiar y misteriosa, una línea que le une al argumento poderoso de Øvredal. Pero mientras Muschietti escoge una directa alusión a lo maligno — encarnado además, por ese símbolo de la oscuridad interior, Pennywise — el director noruego opta por incluir alegorías sobre otras manifestaciones del terror monstruosas, como una manera de establecer lazos argumentales y visuales con la propuesta literaria del escritor en que se basa el material original. De la misma manera que en los libros de Schwartz , en la película de Øvredal el miedo está en todas partes: se aseguró de llenar a la película de todo tipo de alegorías sobre a lo tenebroso a través de elegantes metáforas que convierten a la película en un refinado mecanismo en lo que temible forma una red invisible. Y aunque no lo incluye de manera expresa en el guión, hay toda una serie de pequeños guiños al universo literario con la clara intención de recordar que los relatos en que se basa Scary Stories to Tell in the Dark es un extraño carnaval de horrores: desde la omnipresente de la oscuridad y la lluvia, hasta todos los pequeñas alegorías a los pueblos en apariencia inofensivos pero peligroso que se transforman en escenarios perfectos para secretos inconfesables y tenebrosos.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta