ABC del fotógrafo curioso: Breve guía de cómo completar proyectos fotográficos.

Involúcrate solo en los que te interesan:

Puede parecer una idea obvia, pero en realidad cuanto mayor sea tu interés por una rama artistica, te será mucho más sencillo continuar un proyecto que involucre aprender sobre ella. En mi caso, trato de comenzar proyectos fotográficos en los que me vea obligada a trabajar y aprender de ellos. Lo que quiero decir es que mientras más novedoso te resulte un proyecto, más probable sea que lo continuarás. La curiosidad jugará a tu favor y además, a medida que vayas aprendiendo nuevos aspectos sobre el trabajo que realizas, tu trabajo mejorará y el resultado será apreciable y sobretodo, satisfactorio para ti.

Sé objetivo con tus aspiraciones:

Siempre he pensado que en proyectos que impliquen un cierto periodo de tiempo a futuro, lo mejor es pecar de conservadores antes que de optimistas. Intenta estar consciente del tiempo, trabajo y disponibilidad que el proyecto requerirá y así, planea sí podrás llevarlo a cabo. Y no hablo de temer comprometer tu tiempo y disponibilidad, sino el hecho que realmente podrás completar los objetivos que implican completar un proyecto de cierta envergadura. ¿El 365 días fotográficos es una idea que te encanta pero no sientes que tengas el tiempo suficiente para llevarla a cabo? Entonces comienza otro donde no debas tomar una fotografía diaria, sino tal vez una semanal. Encuentra — o incluso diseña por cuenta propia — un proyecto que pueda cumplir con tu personal horario cotidiano.

Diviertete:

Un proyecto artístico debe ser para ti una forma de aprender y disfrutar tu particular manera de ver el arte, así que intenta llevarlo a cabo incluyendolo en tu vida: si por ejemplo te has propuesto tomar 26 fotografías de árboles, visita jardines y bosques, aprende un poco sobre botánica, intenta formas de fotografiarlos de maneras artísticas y originales. Familiarízate con técnicas que te faciliten el trabajo, estudia un poco e investiga sobre el tema. Recuerda que el arte implica además de aprendizaje, una visión personal sobre lo que deseas expresar.

Tómatelo en serio:

Y me refiero a que estés consciente que este proyecto es una manera amena y constructiva de aprender ese sensibilidad artistica que tan importante es en tu vida. Aprende técnicas, intenta siempre hacerlo con toda la dedicación que puedas. Porque cuando te involucras en un proyecto artístico personal, estás intentando mejorar lo que sabes y construir una nueva manera de elaborar tu ideas más privadas.

Organiza tu tiempo:

Si te uniste a más de un proyecto, es primordial que puedas distribuir tu tiempo de una manera inteligente. Planea cuantas horas y materiales, necesitaras para llevarlo a cabo y procura que no se entorpezcan entre sí, para que cada uno que realices tenga una identidad y vitalidad propia. Un truco que me resultó el año pasado (durante el cual realicé varios proyectos en paralelos) fue nunca dejar que se acumulara la asignación en cualquiera de ellos: mientras más organizado sea en tu manera de organizar tu tiempo, sea más sencillo será que interactúan entre sí como formas artísticas.

Bruja por nacimiento. Escritora por obsesión. Fotógrafa por pasión. Desobediente por afición. Escribo en @Hipertextual @ElEstimulo @ElNacionalweb @NotasSinPauta

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store